Hoi An. La más encantadora

El desayuno buffet del hotel Glory es de lo más abundante. Puedes pedir que te preparen lo que quieras: huevos fritos, tortilla, crepes o por supuesto noodles hechos en el momento.

Patrimonio de la humanidad

La parte antigua de Hoi An conserva muchas casas en el estilo antiguo hechas con madera. Al haber sido un importante puerto comercial con China y Japón hay mucha influencia de estos países en las construcciones de la ciudad.

El sistema de visitas es muy curioso. Compras un ticket por 90.000 dongs que te da acceso a 5 edificios de la ciudad que puedes elegir. Nosotros primero visitamos una casa típica donde vimos la mezcla entre arquitectura vietnamita, china y japonesa así como la veneración que tienen aquí por los antepasados. Posteriormente el templo de Tan Ky donde conservan una foto de una visita que hizo la Reina Sofía. Es un templo muy colorido en su interior, donde destacan especialmente dos fuentes con unas impresionantes estatuas de dragones de tipo chino y unos cuantos peces de colores en el agua, así como las curiosas espirales de incienso que cuelgan del techo.

Hoi AnHoi An

La caminata por las calles del centro de Hoi An resultó ser un relajante paseo, primero porque la circulación a motos y coches está restringida en el casco antiguo y además porque tienen colocados un montón de altavoces por las calles y caminábamos rodeados de música de piano.

Al mediodía el calor empezaba a ser insoportable así que paramos a tomar algo en el Bazar Café. Este es un sitio muy agaradable, de decoración muy cuidada con ambiente tradicional y buena atención. Además los batidos de frutas están de miedo.

El puente japonés es la construcción mas emblemática de la ciudad. Es un puentecillo cubierto con un tejado de madera, en realidad bastante pequeño y no muy bien conservado. Seguro que su valor histórico es muy superior al visual.

Con los tickets que nos quedaban visitamos también otra de las cientos de casas tradicionales que se conservan intactas en la ciudad, aunque resultó ser más bien una tienda de recuerdos encubierta. Son visitas más curiosas que espectaculares.

De compras

Hoi An también es famosa por sus innumerables sastrerías. Cada calle está plagada de tiendas donde se hacen trajes, vestidos y toda clase de ropa a medida. Quizá la zona de tiendas más prestigiosas sea la calle Le Loi. En las sastrerías tienen catálogos de ropa de moda, trajes y vestidos de marcas conocidas que llevan los famosos, sólo tienes que elegir lo que más te guste y ellos lo copian con todo detalle y te lo hacen a medida en pocas horas.

Una vez cumplidas las visitas turísticas era momento de mirar y encargar unos trajes. Tras una buena negociación un traje hecho a medida me salió por $80 en la sastrería Luna de la calle Le Loi, que me pareció que tenía unos acabados muy buenos. Unos vestidos de seda también hechos a medida en otra tienda costaron unos $30 cada uno. Nos prometieron entrega para el día siguiente a las 15:00.

Otra buena cena

restaurante_redPara cenar volvimos al Bazar Café por su amable atención y por la buena pinta del menú. Nos pasaron al patio trasero que guardaba el mismo estilo de decoración colonial y decidimos pedir también Wonton, aunque no estaban tan buenos como los del día anterior. Una de las especialidades del local son las brochetas. Yo me decidí por las de cerdo con salsa de limón que estaban muy ricas. En conjunto la comida estuvo muy bien aunque no alcanzó el sublime nivel del Mermaid.

Un detalle de la buena atención fue que les preguntamos por la forma de hacer esos adornos tan típicos con forma de flores elaborados con zanahoria y pepino, y nos sorprendieron invitándonos a pasar a la cocina para que viésemos al cocinero preparar con increíble habilidad uno de esos adornos que incluso nos pudimos llevar de recuerdo.

Curiosidad vietnamita

curiosidades_redEl cuarto de baño típico en Vietnam, al menos en los hoteles, no tiene la ducha separada del lavabo ni de la taza del w.c. por lo que cuando te duchas mojas todo el baño. Desde este blog recomendamos apartar el papel higiénico antes de darte una ducha para que no se moje :-).

Pero lo que más me llamó la atención es la pequeña ducha que hay junto a la taza del wc y que sirve para limpiarse las “partes bajas” a modo de sustituto del bidé. Por lo que me han contado este artilugio es bastante frecuente también en países del Magreb. No estuvimos en un solo hotel de Vietnam que no contase con su “manguerilla”.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s